Los vinilos decorativos son uno de los inventos que más posibilidades ofrecen en una gran variedad de sectores. En nuestra empresa encontrarás a unos aplicadores de vinilo en Madrid que te pueden asesorar a la hora de escoger los que más te convengan, tanto para tu propia casa como para una oficina o en un vehículo. Pero, ¿sabes cómo se pueden colocar estos vinilos en las paredes de casa?

Normalmente estos vinilos están protegidos por dos láminas, una siliconada, y otra transparente. Tan solo tienes que colocar el vinilo en la superficie en la que lo vayas a pegar, fijándote en que esté siempre recta o con la inclinación que quieras. El papel siliconado debe quedar en la parte posterior.

Desplegando poco a poco el papel siliconado, con cuidado para que no se rompa, lo podrás ir colocando sobre la superficie. Al tiempo que lo vas despegando tienes que ir fijando el adhesivo, presionando la superficie con un trapo o con una espátula, para eliminar posibles arrugas o burbujas. Es importante que no quede ninguna arruga cuando lo hayas colocado. Finalmente, solo tendrás que quitar el papel transportador con cuidado, y ya lo tendrás colocado.

Precisamente, la posibilidad de quitarlos y de reutilizarlos es una de las ventajas que ofrecen los vinilos. Por eso te aconsejamos que te plantees la posibilidad de emplearlos cuando tengas que pensar en la decoración de tu casa o de tu oficina. Recuerda que nuestros aplicadores de vinilo en Madrid también te pueden ser de utilidad para aplicar los vinilos en vehículos de empresa.

Además, en Rotulex también nos encargamos del diseño de rótulos para empresas, incluyendo los luminosos. Si necesitas cambiar el cartel de tu local comercial no dudes en llamarnos.